Los carritos de fórmula 1 fueron de esos juguetes que difícilmente olvidaremos, ya que para aquellos fanáticos de los autos estos autos a escala, eran ideales para entretenernos horas y horas. 

Fabricados en su mayoría de plástico tenían un pequeño muñeco que simulaba a su conductor para darle mas realismo a nuestra imaginación, este tipo de autos se vendían en los tianguis o tiendas de autoservicio, se podía comparar por unidad y algunos tenían la suerte de tener el paquete de seis autos con diferentes colores. 

Muchas veces se utilizaban para jugar "Metita" o en otros lugares llamado "Carreterita" que era simplemente un pista dibujada con gis en el piso, y ahora si, A correr, pero eso sí, con mucho cuidado de no salir de la pista. 

No cabe duda que este tipo de juguetes nos regalaron muchas horas diversión y entretenimiento.

 Un recuerdo más en RETROX.